1 SEMANA EN SOYAPANGO Y 1.000 EMOCIONES Y AVANCES QUE CONTARTE

Tras un breve parón de verano español, aquí estoy de nuevo para contaros mi último viaje a El Salvador en julio.

¡Fue intenso y muy especial!


Mi agenda ha estado tan abarrotada como de costumbre. El viaje ha durado una semana y hemos tenido varias reuniones con distintas personas para evaluar posibles proyectos. Siempre estamos mirando al futuro e intentándonos adelantar a lo que la juventud salvadoreña necesita.


En este viaje he podido conocer en persona al Consejero de Educación de España para México, Centroamérica y el Caribe, el Sr. Don Juan Vicente Pérez, en su visita al colegio. Como sabéis, somos uno de los centros de convenio con el Gobierno de España. Gracias a ello nuestros estudiantes se gradúan con la doble titulación tanto salvadoreña como española. Además de recorrer las instalaciones y de ver las actuaciones que los alumnos y alumnas habían preparado para su visita, el Sr. Consejero pudo conversar y debatir con estudiantes, padres de familia y profesores sobre la nueva ley de educación que se ha aprobado en España, lo que supondrá para los centros de convenio y de las necesidades que tenemos. Una de las cosas que más le impresionó al Sr. Consejero fue la soltura y la oratoria de nuestros estudiantes, además del sentimiento de cariño y afecto que demostraban hacia nuestro colegio. Y la verdad es que es algo que se palpa y de lo que me siento profundamente orgullosa.


Otra de las reuniones fue con los representantes de INABVE, el Instituto Administrador de los Beneficios de los Veteranos y Excombatientes de la Guerra Civil, con los que firmamos un convenio de colaboración el año pasado para dar, desde nuestras instalaciones, formación y capacitación a sus beneficiarios. Además de hablar de los cursos que actualmente ofrecemos hablamos de la posibilidad de ampliar nuestra colaboración con ellos y seguiremos trabajando en esta línea para llevar educación a cualquiera que lo necesite.


Por otro lado, en un encuentro con el Director General de Kódigo, una ONG enfocada en ofrecer bootcamps tecnológicos a adolescentes salvadoreños para que puedan acceder al mercado laboral con la que llevamos tiempo colaborando, cerramos que en septiembre arrancará en nuestras instalaciones de Soyapango un Bootcamp tecnológico a los jóvenes del cole y del municipio, llegando así a más personas y garantizando el acceso a un trabajo digno.


Durante estos días hemos abierto el proceso de matriculación para el curso 2023 (enero-noviembre). Según las primeras inscripciones, parece que para el próximo año volveremos a crecer y cerremos una matricula de más de 1.800 estudiantes. Son 100 niños y niñas más que necesitarán de vuestra ayuda para poder educarse. ¡Vuestra ayuda sigue siendo indispensable!


Os decía que ha sido un viaje muy especial debido a que en esta ocasión me acompañaron mi hija mayor, Tatiana, y una amiga suya. Que se hayan costeado el viaje para conocer nuestro proyecto y compartir la experiencia con ellas ha sido muy emotivo para mí. Yo tenía su edad cuando compramos los terrenos de Soyapango y se creó la Fundación, desde entonces iba al menos una vez al año a ver a tío Juanri y luego a ver los avances del proyecto. Estuvieron toda la semana en el colegio y en la clínica ayudando. Ambas están muy agradecidas e impresionadas, a pesar de que lo “viven” de cerca desde pequeñas. Para ellas el número de personas en las que impactamos han pasado de ser una cifra a caras y corazones. Estoy convencida de que este viaje a Soyapango les ha abierto los ojos a una realidad tan diferente a la que vivimos en Europa y les va a acompañar para siempre.


Seguimos trabajando día a día para dar educación de alta calidad a estos chavales y que gracias a ella puedan alcanzar sus sueños y cambiar sus vidas. Sin duda, gracias a personas como tú todo ello es posible. Eres indispensable en este viaje.


¡GRACIAS POR VIAJAR CONMIGO Y PERMITIRNOS CAMBIAR VIDAS!


Aurora de Rato Salazar-Simpson

193 visualizaciones0 comentarios