NUESTRO MODELO EDUCATIVO 

Nos avalan más de 20 años educando
y los excelentes
resultados obtenidos

Seguimos un modelo pedagógico ecléctico. Hemos recogido las mejores prácticas educativas de las que hemos ido teniendo noticia. Potenciamos un perfil de estudiante participativo, capaz de mantener una actitud crítica y de enfrentar situaciones problemáticas.

Para trabajar en la prevención de conflictos, educamos, tanto con educación formal como no formal, a través de actividades artísticas alternativas como talleres de teatro o de música. También sensibilizamos en valores de paz a los padres y madres del alumnado en las sesiones de formación familiar que hacemos periódicamente todos los meses.

17102018-IMG_2084.jpg

Los resultados son excelentes. Nuestros estudiantes, provenientes todos de entornos vulnerables, consiguen conocimientos académicos sobresalientes. Cuando ven que son capaces de competir en igualdad de condiciones con los hijos de las grandes fortunas del país, ya nadie puede parar sus ansias de conocimiento y el riesgo de ser captados por las maras desaparece por completo. En un país donde sólo el 3,8% de los salvadoreños llega a la Universidad*, el 100% de nuestros graduados cursa una carrera.

* Fuente: Informe sobre Desarrollo Humano El Salvador 2018 del PNUD

Después de completar sus estudios, nuestros alumnos ya son autosuficientes y están empoderados. El gusto por aprender ya ha entrado en su sangre y ninguno se plantea entrar a formar parte de las pandillas maras que impregnan de violencia a El Salvador. Tras acabar Bachillerato, no necesitan ser resilientes: la educación de calidad recibida les va a permitir seguir estudiando en la Universidad, encontrar un trabajo digno en un mercado competitivo, y así evitar los riesgos propios de Soyapango.

100 % alumnos

continúan sus estudios tras Bachillerato

Reducción a cero

del embarazo adolescente

Ascensor social

Nuestra educación da la oportunidad de obtener empleos cualificados

Alumnos que ven

que son capaces de

lograr sus sueños

Eliminación

del riesgo de ingresar en las violentas maras

¿Qué logra nuestra educación?

Calidad académica

Atención especial a la función docente: La formación continua del profesorado y su reconocimiento profesional es uno de los ejes claves de nuestro modelo pedagógico.

Evaluación permanente del modelo que permite la revisión periódica de los procesos de enseñanza.

Educación no tradicional: Buscamos que los alumnos sepan arriesgarse y aprender de sus errores. Nuestro modelo de educación es voluntariamente sincrético, siempre con el fin de que los estudiantes construyan su propio saber.

Cultura del esfuerzo: buscamos transmitir a los alumnos que, esforzándose, ningún sueño es imposible.

Exigencia educativa

Creemos en la capacidad de aprendizaje de los jóvenes salvadoreños y por ello les trasmitimos contenidos educativos de alta calidad. Además de enseñarles a leer, escribir y hacer operaciones matemáticas, nuestros alumnos adquieren conocimientos en materias como robótica o programación que les ayudarán a encontrar trabajo en un mercado altamente competitivo. Esto les permitirá salir de la espiral de pobreza que predomina en Soyapango, su ciudad natal.

Educación inclusiva

Trabajamos por la eliminación de todas barreras que generan exclusión o segregación, tanto económicas como sociales. Por eso becamos al 100% de nuestros alumnos para dar acceso a una educación de calidad a niños y niñas en riesgo de exclusión social; también a aquellos con necesidades educativas especiales. Nuestra premisa es dar las mismas oportunidades de aprendizaje sin poner objeciones de ingreso debido a diferencias sociales, culturales, de género o por diferencias en destrezas o capacidades.

Ambiente escolar seguro

Nuestro centro es un oasis de paz en la cuarta ciudad más violenta del mundo. Lo hemos logrado a través del desarrollo y cumplimiento de diferentes herramientas:

Manual de Convivencia que se centra en valores como la disciplina, la constancia y el orden, con unos valores que contribuyen a que estudiantes busquen ser personas entregadas a los demás.

• El respeto del profesorado a nuestro Código Deontológico que norma las relaciones basadas en el respeto entre la planta docente y todos los demás segmentos de la comunidad educativa.

• Compromiso con la cultura de paz y la erradicación del acoso escolar a través del Proyecto de Prevención del Bullying, gracias al que hemos logrado erradicar esta forma de violencia escolar.

• El funcionamiento preventivo y proactivo del Departamento de Orientación Escolar. Este departamento está integrado por tres psicólogas y una logopeda, donde los niños y niñas que lo necesitan reciben, de 15:00 a 16:00h., clases de refuerzo en las áreas de conocimiento que lo necesiten.

Igualdad de género

Consideramos que el respeto hacia el otro y la no violencia se aprenden, sobre todo a través de las relaciones sociales. Por eso trabajamos, desde Parvularia hasta Bachillerato, para la eliminación de los estereotipos de género. Lo hacemos en triple alianza: estudiantes, profesorado y familiares.

 

Estimulamos el papel que el sistema educativo, los docentes y las familias juegan para cambiar la segregación por género y transmitir los valores de respeto, tolerancia e igualdad entre hombres y mujeres. Esto se estimula y enseña a los familiares en la escuela de padres. 

Entrega a los demás

Todos nuestros estudiantes saben que el lema del Colegio es 'Ser hombres y mujeres para los demás' y están orgullosos de ello. A través de la educación aprenden que su vida debe servir para garantizar un futuro en paz para El Salvador. Son valores que también transmitimos en la escuela de formación familiar, en el que tratamos de sensibilizar a los padres y madres del alumnado.

 

De esta manera, hemos logrado que muchos de nuestros antiguos alumnos trabajen ahora como médicos o como investigadores científicos. Incluso un estudiante de segundo de Bachillerato fue premiado en Nueva York por desarrollar un proyecto biológico de reciclaje de plásticos con el que proteger el medio ambiente.