BECAS ESCOLARES 

Becamos al 100% de nuestros alumnos porque sabemos que la educación de calidad y de excelencia es la mejor vía para salir del círculo de la pobreza y tener un futuro en paz.

El Colegio Padre Arrupe está ubicado en Soyapango, uno de los municipios más deprimidos, violentos y con mayor tasa de población juvenil de El Salvador. Nuestros alumnos y sus familias no tienen posibilidades de acceder a una educación de calidad como la que nosotros ofrecemos en uno de los colegios privados de San Salvador. Los ingresos de muchas de estas familias son, de media, menores a dos salarios mínimos salvadoreños (para grupos familiares que rondan los 4 o 5 miembros). Además, en muchos casos, uno o varios miembros familiares se han visto forzados a emigrar a Estados Unidos o han tenido que cerrar sus negocios por no poder hacer frente a las extorsiones que realizan las maras.

 

Además hay que tener en cuenta que la enseñanza pública en El Salvador presenta serias deficiencias educativas que impiden a sus alumnos salir de la espiral de pobreza. La jornada de las escuelas públicas es de tan sólo cuatro horas lectivas. El resto del día los niños y niñas están en la calle con el riesgo de malas compañías que esto supone.

Para prevenir esto, el Colegio Español Padre Arrupe beca al 100% de sus alumnos dándoles la oportunidad de recibir una educación de excelencia sin que la escasez de recursos sea un impedimento. Mediante un estudio socio-económico a cada una de las familias, se establecen unas becas cofinanciadas, por las cuales la familia da una cantidad acorde a sus posibilidades y el resto de los gastos son cubiertos íntegramente por la Fundación. Esta información es estrictamente confidencial para que no haya diferencias entre los alumnos.

 
comiendo becados y no becados 5
DSC_0049
IMG_2288
14231858_1153067644781956_34160793144101
IMG_2394

Becas de alimentación

“Sin una buena nutrición, no es posible el aprendizaje”

Los problemas económicos de las familias de Soyapango tienen como consecuencia que algunos niños estén malnutridos. La malnutrición provoca una baja capacidad de aprendizaje en quien la presenta, en algunos casos generada por confusión en lo que se lee y se escribe. Lastra no sólo sus habilidades para aprender, sino que también las que los harán capaces de comunicarse, pensar analíticamente, y adaptarse a nuevos ambientes y personas.

Por ello, desde el año 2005 en el Colegio Padre Arrupe existe un Programa de Becas de Alimentación que da un refuerzo alimenticio diario a los niños y jóvenes que lo necesitan, mejorando su rendimiento académico y, por consiguiente, su calidad de vida.